jueves, 7 de julio de 2011

De corazón

.


¿Por qué no conformarme?

Es el trayecto adverso
de l@s solitari@s
contra la conciencia esclava;
defensa del animal herido.

¡¿Cómo no golpear
lo que me hace daño?!

Incrédula, sí,
pero de corazón.


Kayele
(Equilibrista en la Sombra, XI)

.

1 comentario:

Laura dijo...

Incrédula sí, pero de corazón. Impresionante. Yo también me siento igual. Te sigo leyendo todas tus entradas aunque no deje mi huella garabata, jeje. Pasa un buen verano lleno de momentos inolvidables, rebeldes y auténticos como tú.

Un abrazo muy cariñoso desde este hilo virtual que nos conecta.

Muaaaaaaaaaa.

Garabata.