viernes, 31 de octubre de 2008

Samain


El Samain, o Samhain, o Samhuin, que se celebra esta noche, es la festividad de origen celta más importante del periodo pagano que dominó Europa hasta la evangelización del cristianismo, en la que se celebraba el final de la temporada de cosechas y era considerada como el "Año Nuevo Celta", que comenzaba con la estación oscura. Es tanto una fiesta de transición (el paso de un año a otro) como de apertura al otro mundo.
Ha sido practicada desde hace más de tres mil años por los pueblos celtas que han poblado toda Europa (en Iberia en lugares como Galicia, el norte de Portugal, algunas zonas de Asturias, Cantabria, Euskadi, Navarra, y en gran parte de León).

Para ellos el lugar de los espíritus era un lugar de felicidad perfecta en la que no había hambre ni dolor. Los celtas celebraban esta fiesta con ritos en los cuales, los sacerdotes druidas, sirviendo como "médium", se comunicaban con sus antepasados esperando ser guiados en esta vida hacia la inmortal.

Pintura: Samain (1951), Leonora Carrington


La festividad céltica del Samhain se describe como una comunión con los espíritus de los difuntos que, en esta fecha, tenían autorización para caminar entre los vivos, dándosele a la gente la oportunidad de reunirse con sus antepasados muertos. Se dice que los "espíritus" de los ancestros venían en esa fecha a visitar sus antiguos hogares. Esta celebración evolucionaría dentro del cristianismo convirtiéndose en la víspera de Todos los Santos.

Varios siglos después, esta tradición tiene una falsa y deshonrosa continuidad en las fiestas comerciales de Halloween, que podrían ser una exportación de los irlandeses a Estados Unidos en el siglo XIX y principios del XX. Así, debemos considerarla como una celebración pagana y ancestral, al contrario que Halloween, que sería una celebración importada y modificada en Norteamérica para convertirse en una celebración puramente comercial (así como ocurre con casi cualquier cosa que toca aquel decadente pueblo).

Te deseo un feliz Sahmain y que los espíritus del nuevo año te protejan.

5 comentarios:

Txelu dijo...

Feliz año,pero "decadente pueblo"? respeto a la tierra de indi@s,luchas anarquistas por la dignidad de las mujeres y la clase trabajadora,BlackPanther,funk,rap,literatura...movimientos de liberación sexual,animal,de personas con diversidad funcional...los mass media no pueden construir la historia

Kayele dijo...

Jejejeje, sabía que ese último comentario podía levantar ampollas.

Siento decir que a mi no me parece que la cultura nativa tenga representación ninguna en esa cultura frívola de pacotilla que se han montado los yanquis.

Está claro que entre tanto loco tendría que haber algo sano; nada es totalmente constructivo, ni totalmente decadente; pero para mí se llevan la palma sólo por el hecho de se creen que dan un buen ejemplo al mundo. Para mi, representan el estandarte del mercantilismo, el capitalismo, el fanatismo barato, el elitismo... padres de un montón de valores superficiales, señores de la manipulación informativa y la cultura del miedo y el terror; con una economía basada en la guerra y la insolidaridad.

Podría seguir, pero ya sabemos tod@s de lo que hablo. Esto no quita que existan allí personas con dos dedos de frente, que exista lucha social. No quiero quitarle mérito. Detesto generalizar, pero es sólo una forma de describir la realidad que yo veo.

Por otro lado, me parece que la situación de los EEUU tiene algunas reminiscencias con la decadencia del Imperio Romano (sólo hay que ver lo que ha pasado y sigue pasando en Irak), y realmente creo que están en una fase de decadencia; el esplendor nunca es eterno.

Milton Malone dijo...

Me encanta Estados Unidos, aunque me repugne su política exterior (que tampoco se diferencia tanto de la de otros países en hipocresía, v.g., Rusia, o ¡España!) y su apego a la religión.

Es mucho más bonito el nombre de Todos los Santos que Halloween. Pero, mirado por el lado positivo, a lo mejor nos ha venido bien que se le quite el aura gris que 40 años de franquismo le habían dado a la festividad.

Kayele dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Kayele dijo...

El debate del anti-Americanismo puede ser muy amplio, y no era el objeto de este post; ¿se vé que estamos loc@s por un poco de debate, eh??

Yo casi opto por recuperar las costumbres paganas, en las que se celebraban hechos reales apegados a la vida y a los ritmos naturales (la cosecha, el fin e inicio de una estación, la conjunción de las estrellas, los nacimientos...), sin más artificio, lejos de la fantasmagoría mercantilista y del fanatismo oscurantista.